Guía de Londres en 3 días

En esta guía de Londres en 3 días visitareis, como hicimos nosotros, los principales lugares de la ciudad. No os queremos engañar, en 3 días es imposible conocer realmente la ciudad, pero tampoco en una semana, así que hay que seleccionar y, por supuesto, ¡repetir en otra ocasión!

Esta guía de 3 días no es perfecta y por supuesto, habrá lugares que os resulten más o menos imprescindibles que a nosotros, y teniendo en cuenta vuestras condiciones, ya que las horas de luz, los días de la semana o el precio os pueden ayudar a elegir. En nuestra preparación tuvimos muy en cuenta no perder tiempo en desplazamientos, por lo que seleccionamos las visitas por zonas.

Llegamos un viernes casi a mediodía y entre salir del aeropuerto, coger el tren, comer y llegar al hotel, habíamos perdido toda la mañana, pero aún disponíamos de toda la tarde entera. Si hay opciones de vuelo, procurad coger uno a primera hora de la mañana, así dispondréis de prácticamente todo el día.

Si vosotros tenéis días completos, podéis utilizar el plan del lunes por la mañana para el viernes o viceversa.

DÍA 1. TARDE DEL VIERNES

Elegimos empezar por el Museo Británico por la cercanía a nuestro hotel y porque los viernes amplía su horario por la tarde, permitiendo aprovechar mucho mejor el día. La entrada es completamente gratuita, pero se pueden reservar con antelación visitas guiadas (unos 12 euros durante 2 horas) por un especialista en arte e historia, que os hará un tour por las principales obras del museo.

Cúpula de Norman Foster en el British Museum

Al salir del museo ya era completamente de noche (en invierno a las 5 de la tarde ya es noche cerrada) pero era un buen momento para pasear por algunos de los barrios cercanos: Soho y Chinatown. Era viernes por la noche y las calles estaban a rebosar, la variedad de restaurantes en esta zona es muy amplia y las tabernas acogen gente hasta en sus puertas, donde esperan pacientemente tomándose una cerveza.

No muy lejos del Soho, a unos diez minutos andando, nos acercamos a Oxford Street, y aunque no os apetezca hacer muchas compras o el presupuesto no lo permita, esta calle es una de las más famosas de la ciudad y os recomendamos visitarla.

Chinatown

DÍA 2. SÁBADO

El día estaba dedicado a recorrer la zona este de la ciudad. Cogimos directos el metro hasta Tower Hill y entramos sobre las 10 a visitar la Torre de Londres. La visita os puede llevar hasta unas tres horas. No os olvidéis de entrar a las Joyas de la Corona y a la White Tower.

Al salir nos dirigimos hasta el puente más famoso de la ciudad, el Tower Bridge. Si disponéis de tiempo y de London Pass aprovechad para ver su exposición, una visita que destaca la importancia del puente en la ciudad y explica su sistema de elevación. Para nosotros no es una visita imprescindible.

Tower Bridge

En este punto tenéis dos opciones:

A. Cruzar el puente y pasear por la zona sur del río hasta el rascacielos The Shard, una torre de acero y cristal con unas vistas espectaculares de la ciudad, eso sí, cuesta 32£ (unos 37€) y después seguir por la misma orilla del río hasta el puente Millenium, cruzarlo y llegar a la catedral.

B. Retroceder vuestros pasos y de camino a la catedral, visitar el rascacielos Sky Garden, es gratuito y en su planta 35 os encontraréis una impresionante zona ajardinada con vistas a la ciudad. ¡Ojo! Hay que reservar previamente la entrada: https://skygarden.london/

Quizás vuestra decisión va a depender de si habéis adquirido London Pass o no. Para saber si os sale rentable os dejamos unos ejemplos para que lo calculéis, LONDON PASS, ¿merece la pena? (PRÓXIMAMENTE)

La siguiente visita es la Catedral de San Pablo, que con más de 100 metros de altura os llamará la atención. Abre hasta las 16.30, así si habéis decidido optar por la opción B anterior y venir por el lado sur del río es posible que lleguéis un poco justos.

Catedral de San Pablo

En su interior se puede visitar la cripta, donde se encuentran los restos de algunas figuras importantes de la ciudad, como Churchill o Nelson; y la cúpula, a la que se accede a través de unas escaleras que no son para todos los públicos, por desgracia.

El precio es de 20£ (23,5€), pero podéis encontrar algún descuento reservando online. También está incluida en London Pass.

Nosotros decidimos ir andando de nuevo hasta Convent Garden. Son unos 30 minutos por Fleet Street. Es una de las arterias principales de la ciudad y merece la pena recorrerla. Por el camino podéis parar delante del edificio de los Reales Tribunales de Justicia y por la plaza que alberga la Somerset House, donde en invierno hay instalada una enorme pista de patinaje sobre hielo.

Reales Tribunales de Justicia

Llegamos a Convent Garden y pasamos parte de la tarde recorriendo sus calles y su mercado. No me canso de este lugar, no es solo la plaza principal, son las calles aledañas las que tienen un encanto especial.

Convent Garden

El plato fuerte del viaje llegaba en este momento. Nos esperaban tres horas en el Queen’s Teatre en Shaftesbury Avenue: El musical de los Miserables.

DÍA 3. DOMINGO

Después de desayunar cerca del hotel, nos dirigimos hasta Trafalgar Square. Pasamos unos 10 minutos rodeando la plaza y observando su edificio principal, la National Gallery, donde el tiempo no permite entrar, pero si podéis es totalmente gratuita y merece mucho la pena.

Trafalgar Square

Siguiendo hacia el sur por Whitehall, como a mitad de la calle, girar a la derecha y entráis en Downing Street, donde podéis parar en el número 10 y quizás veáis al Primer Ministro, aunque por desgracia es bastante improbable.

Nos hubiera gustado seguir hasta St. James’s Park pero el tiempo apremia y decidimos dar la vuelta y seguir Whitehall hasta el Big Ben y el Palacio de Westminster. Cruzad el puente para apreciar las vistas del London Eye y del Parlamento, aunque os tenemos que informar que hasta 2021 se encuentra en estado de restauración, así que las vistas no son las mejores.

Palacio de Westminster

Volvimos nuestros pasos por el puente y nos dirigimos a la Abadía de Westminster, donde se han celebrado los principales acontecimientos de la Corona inglesa, como el entierro de Diana de Gales. El edificio por fuera ya es bastante impresionante. La entrada cuesta 20£ (23,5€) salvo que dispongáis de London Pass.

Abadía de Westminster

Seguimos por Tothill Street y paramos a coger fuerzas en una pequeña cafetería, Crumpets, muy cerquita ya de nuestra siguiente parada: Buckingham Palace. Salvo en las Caballerizas Reales y en las Galerías de la Reina, el edificio hay que visitarlo por fuera. Si queréis hacer el recorrido al revés, podéis empezar por el palacio y ver el cambio de Guardia a las 11 de la mañana (según la época del año). A nosotros no nos cuadraba del todo bien en nuestro recorrido del día, así que no lo disfrutamos en esta ocasión.

Buckingham Palace

Justo al norte del Palacio y desde el Memorial Victoria accedimos a Constitution Hill, un pequeño paseo hasta el Arco de Wellinghton, desde el cual se accede a Hyde Park, el pulmón verde de Londres. Este enorme parque alberga el Palacio de Kensington que sí incluimos en nuestra guía de Londres en 5 días.

Como entrar al parque supone pasar un día recorriendo sus caminos y lagos, seguimos por el sur hasta entrar en el barrio de Knightbridge donde paramos a comer y ver las Galerías Harrods.

Galerías Harrods

La tarde estaba dedicada al Museo de Historia Natural. Quizás de todo el plan de tres días es un lugar más prescindible según los gustos de cada uno, pero es una visita obligatoria si viajáis con niños. Aunque ese no es nuestro caso, el edificio es sí ya merece la pena. La entrada es gratuita.

A la vuelta paramos en Piccadilly Circus y Leicester Square. Repletas de gente, músicos y bailarines callejeros que consiguen congregar alrededor a una pequeña multitud. Pasear por ambas te recordara a Times Square en Nueva York en pequeñas dimensiones.

MAÑANA DEL LUNES

Nos quedaba solo una mañana para disfrutar de Londres y estaba dedicada a visitar Camden Town, el barrio más alternativo de la ciudad. En este lugar olvidaros de seguir una ruta, cada pasaje os va a llamar la atención y acabaréis callejeando sin daros cuenta de donde estáis exactamente, pero eso es lo mejor.

Para llegar son unos 45 minutos andando desde Convent Garden, y como acabábamos de amanecer y teníamos fuerzas decidimos darnos un paseo, pero si no os apetece o no tenéis tiempo, la línea norte de metro (línea negra) os llevara en unos 20 minutos.

Camden Town

Nosotros empezamos en Camden High Street donde nos íbamos parando a hacer fotografías de sus pintorescos edificios.

Siguiendo hacia el norte, pasamos por un pequeño puente abierto a un canal, desde donde pueden cogerse barquitos de paseo y que une este mercado con Little Venice.

A partir de aquí empieza el desorden, decidimos girar a la izquierda entrando en la zona más emblemática del mercado. Cada tienda, cada rincón, cada callejuela pide una parada delante, así que tomaros vuestro tiempo.

Aquí acababa nuestro viaje de 3 días en Londres, volvimos al centro a comer y nos dirigimos a Liverpool Street para coger el tren que nos llevaría de vuelta al Aeropuerto de Stansted.

MAPA DEL RECORRIDO

Dejar un Comentario

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies