Guía de Londres en 5 días

Os avisamos antes de empezar que conocer realmente una de las capitales de Europa más completas, multiculturales y activas, es prácticamente impensable en cinco días, pero si son suficientes para disfrutar y volver a casa adorando la ciudad.

Si, por desgracia, contáis con menos días para la visita, también podéis organizaros siguiendo nuestra guía de viaje de 3 días.

De las dos ocasiones que hemos estado en Londres, una ha sido bastante exprés (esta última de tres días) y la anterior fueron algo más de tres semanas, por lo que os hemos sintetizado la ruta para 5 días lo más completa y rentable (acceso con London Pass) posible.

DÍA 1. Sin London Pass

Contamos el primer día de llegada, por lo que dependiendo de los horarios del avión y el traslado al centro de la ciudad parte del día, por desgracia, se va a perder.

Así que nada más llegar y dejar las cosas en el hotel, dirigiros a Camden Town a conocer este barrio de la ciudad y su mercado. Podéis aprovechar para comer allí en alguno de los muchos puestos de comida que os encontraréis. Es uno de los mejores lugares para hacer compras: ropa alternativa, regalos y recuerdos, antigüedades, hasta lámparas de colores… podéis encontrar prácticamente de todo.

Camden Town

Una vez pateada la zona, coged la línea negra de metro dirección hasta Tottenham Court, desde donde en unos 6 minutos llegareis andando hasta el museo más importante de todo Reino Unido: el Museo Británico.

Abre sus puertas hasta las 17.30, salvo que sea viernes, que no cierra hasta las 20.30, tiempo más que suficiente para conocer las principales obras que alberga. En este museo se pueden contratar visitas guiadas de unas dos horas de duración, pero si preferís hacer la ruta por vuestra cuenta, nosotros os contamos las 10 obras imprescindibles del British Museum. (PRÓXIMAMENTE)

British Museum

Al salir, dirigiros hacia el oeste y llegareis a Oxford Street, una de las principales calles de la ciudad y la más conocida si lo que os apetece es ir de compras. Justo por las calles paralelas hacia el sur entrareis en uno de los barrios más eclécticos de Londres, el Soho, y Chinatown.

Puerta de entrada a Chinatown

DÍA 2. Sin London Pass

Para empezar el segundo día, aprovechamos que no tenemos aún London Pass y visitamos la National Gallery, una de las principales pinacotecas del mundo donde se conservan más de 2000 obras de pintores como Van Gogh o Leonardo Da Vinci.

La entrada es gratuita y aunque os puede llevar horas visitar este museo, os recomendamos que elijáis las obras imprescindibles y dediquéis unas dos horas como mucho.

Se encuentra en Trafalgar Square, una plaza neurálgica en la ciudad y por la que hay que pasar aunque no sea para entrar al museo.

National Gallery

Sobre las 12 habréis acabado así que dirigiros hacia el sur por Whitehall para conocer la casa del Primer Ministro Británico en el número 10 de Downing Street. No os llevará mucho tiempo ya que una valla separa la casa de la propia calle y suele estar a rebosar de gente, así que continuad la calle hasta la entrada a St. James’s Park, uno de los parques más bonitos de la ciudad y desde el cuál podéis ver de lejos el Buckingham Palace.

Vista al Buckingham Palace desde St. James’s Park

Es el parque más antiguo de la ciudad y tiene 23 hectáreas de extensión, así que seguid la línea del lago hasta un pequeño puente que lo cruza.

El parque tiene varios accesos, dirigiros a la salida sur hacia Birdcage Walk y en apenas 10 minutos llegareis al Big Ben y al Palacio de Westminster. Desde el otro lado del río se obtienen las mejores vistas y además queda de camino hacia nuestra última atracción del día, el London Eye.

Por desgracia esta enorme noria no está incluida en London Pass, así que ya depende de vosotros si queréis subir y pagar las 26 libras que cuestan los 30 minutos de trayecto. Es la noria más alta de toda Europa y se ha convertido en emblema de la ciudad, pero según nuestra opinión, lo importante son las vistas y hay otras opciones gratuitas en la ciudad igual de impresionantes. 20 cosas que hacer gratis en Londres. (PRÓXIMAMENTE)

London Eye

DÍA 3. Con London Pass

Tower Hill es el nombre de la parada de metro más cercana a la Torre de Londres. Este castillo se ha desarrollado a lo largo de la historia como fortaleza, prisión y residencia real de los reyes ingleses desde su creación hace más de mil años.

Es una visita imprescindible en Londres y os llevara casi tres horas conocerla lo más a fondo posible. A día de hoy sus guardianes reales, beefeaters, os harán visitas guiadas durante una hora de forma gratuita, eso sí, en inglés.

Nada más salir del recinto, os espera de frente el puente más famoso de Londres, el Tower Bridge y aunque alberga una exposición sobre su historia y funcionamiento, no es especialmente relevante.

Torre de Londres
Tower Bridge desde la Torre de Londres
Rascacielos Sky Garden – «Walkie-Talkie»

Como os contábamos en nuestra guía para ver Londres en 3 días, recorrimos el camino de vuelta hasta Convent Garden andando visitando uno de los rascacielos de la ciudad Sky Garden, conocido como “Walkie Talkie”, con más de 160 metros de altura. La entrada a la planta 35 y a su bonito jardín son gratuitas pero previa reserva del día y hora.

Seguid andando hacia el este en línea recta y en tan solo 15 minutos llegareis a la Catedral de San Pablo, el tercer templo más grande de Europa. No olvidéis visitar su cúpula y la cripta, la cual fue construida posteriormente por el mismo arquitecto que el resto del edificio, Christopher Wren.

Catedral de San Pablo

De nuevo podéis optar por coger el metro o ir andando hasta Convent Garden. Reconocemos que preferimos demasiado no coger el metro, pero es que está ciudad no es solo sus monumentos más emblemáticos, sino sus calles y edificios, que tienen un encanto particular que hace que necesites cuatro ojos para poder mirar cada esquina.

Dedicad el resto de la tarde para recorrer Convent Garden, un espacio de ocio y restauración en pleno centro de Londres. Esta zona no es solo su mercado, sino todo el barrio, muy bien cuidado, los edificios de distintos colores y luces lo hacen más especial.

Barrio de Convent Garden

Todas las entradas del día: Torre de Londres, Tower Bridge y la Catedral están incluidas en London Pass.

DÍA 4. Con London Pass

La Abadía de Westminster abre sus puertas a las 9.30 horas así que es la parada ideal a primera hora de la mañana. Este inmenso edificio es la iglesia anglicana más importante del mundo y protagonista de entierros y coronaciones de la realeza inglesa.

Abadía de Westminster

La siguiente parada se encuentra muy cerca de la Abadía, a unos 15 minutos andando por Tothill, el Buckingham Palace. Dependiendo del día y de la época del año, a las 11 de la mañana se efectúa el cambio de guardia en la fachada principal del Palacio. Siguiendo por su lado sur, llegaréis a las Galerías de la Reina y un poquito más abajo a las Caballerizas Reales, ambas incluidas en London Pass.

Buckingham Palace

Si el tiempo lo permite, Hyde Park es el parque más grande y conocido de la ciudad. Reconocemos que es un paseo bastante largo desde Buckingham pero el transporte público en este caso no es una opción, ya que solo hay autobuses y se tarda aún más que caminando, así que si os animáis, alquilar una bici es la mejor manera para recorrer el parque.

Si habéis decidido visitar las Caballerizas Reales dirigiros hasta la entrada del parque por Grosvenor Place. Si en cambio estáis en frente del palacio, coged la avenida de Constitution Hill.

Nada más entrar al parque os encontrareis con un punto de alquiler de bicicletas. A través de una pantalla, os darán instrucciones de pago y un código con el que se puede desbloquear la bicicleta. El primer pago es de 2£ para tener acceso a ella durante 24 horas, el resto se paga en función de la duración, los primeros 30 minutos son gratuitos y posteriormente, 2£ cada 30 minutos.

La intención es llegar hasta Kensington Palace, dentro de los Jardines del mismo nombre. Este palacio ha sido residencia real desde hace más de 300 años y fue diseñado por Christopher Wren, al igual que la Catedral de San Pablo y se pueden visitar sus estancias reales.

Si el tiempo acompaña el parque es un lugar ideal para comer ya sea en alguna cafetería dentro del propio parque o en las afueras. También una buena opción es comprar algo de comer en un supermercado y hacer un pequeño picnic.

Palacio y jardines de Kensington

Por la tarde, y muy cerquita de Hyde Park, visitad el Royal Albert Hall. Esta sala de conciertos es uno de los teatros más famosos del mundo. La idea de su creación provino del consorte de la Reina Victoria, el príncipe Alberto, que quería promover las artes en la zona sur de Kensington.

Royal Albert Hall

Como la visita al Royal Albert Hall es bastante corta, aún queda tiempo para visitar otro de los museos más bonitos de Londres, el Museo de Historia Natural. No es solo su exposición lo que os va a impactar, también el edificio es toda una obra maestra. La entrada es gratuita y los fines de semana recibe muchas visitas. Tenéis hasta las 18 horas para disfrutar de este lugar.

Museo de Historia Natural

Para terminar el día, y si os quedan fuerzas, las Galerías Harrods, en Brompton Road, quedan de camino de nuevo al centro de la ciudad. Estos grandes almacenes albergan tiendas de marcas bastante exclusivas por lo que los precios no son para todos los bolsillos, pero oye, mirar es gratis.

Galerías Harrods

Resumen del día con London Pass: Abadía de Westminster, Galerías de la Reina y Caballerizas Reales, Palacio de Kensington y Royal Albert Hall.

DÍA 5. Con o sin London Pass. Plan alternativo Harry Potter

Siguiendo la ruta por zonas, el último día de Londres podéis dedicarlo a conocer la zona sur del Támesis, empezando por el barrio de Greenwich, donde podréis visitar el Observatorio Real de Greenwich donde se encuentra el famoso meridiano 0, en el parque del mismo nombre desde el que se disfrutan de unas buenas vistas de la ciudad y sus rascacielos.

Siguiendo en la misma orilla sur del río, pero mucho más cerca del centro, y en apenas cinco minutos andando uno de otro, se encuentran el rascacielos más alto de Londres, The Shard, y el Borough Market, el mercado de comida más grande y antiguo de la ciudad, buen lugar para hacer una parada para comer.

Un poquito más al este, llegaréis al Shakespeare’s Globe y al Museo Nacional Británico de Arte Moderno, o más conocido como Tate Modern. Este museo abarca la colección de arte más importante a partir del año 1900 y aunque hemos de decir que recibe impresiones de todo tipo, al menos tiene unas buenas vistas de la ciudad desde su última planta.

Si vuestros gustos en museos van por otros derroteros, a unos 20 minutos dirección del sur del Tate Modern, se encuentra el Museo de la Guerra Imperial (Imperial War Museum), un museo militar establecido durante la Primera Guerra Mundial donde se exponen vehículos y aviones militares, además de incluir colecciones de documentos y archivos personales de la guerra y material cinematográfico.

Para acabar el día y aprovechar al máximo el acceso London Pass, os recomendamos un crucero por el Támesis. En la propia web de la tarjeta encontrareis los distintos puntos de salida de estos barcos y la ruta que sigue cada uno, ya que es diferente, según lo que más os apetezca ver.

Resumen del día con London Pass: Observatorio Real de Greenwich, The Shard, Shakespeare Globe y crucero por el Támesis.

Plan alternativo Harry Potter

El mundo Harry Potter en Londres

Lo ideal es disponer de un sexto día para dedicarlo a otra de las atracciones turísticas de Londres: el universo Harry Potter, pero no siempre es posible sacar un día más, así que os proponemos que vuestro quinto día en Londres sea diferente para aquellos más fans de la saga.

Los cuatro días anteriores nos parecen imprescindibles para conocer la ciudad, así que si hay que prescindir de alguno plan o ruta es la de este último día.

Así que para los más fanáticos, os proponemos este plan alternativo donde disfrutar del mundo fantástico de este personaje de J.K. Rowling y para ello lo mejor es ir a los Estudios Warner dedicados especialmente a Harry Potter, visitando los lugares donde se rodaron las 8 películas con escenarios y objetos originales.

El Tour de los Estudios Warner de Harry Potter parte cada 60 minutos desde Fountain Square, junto a la Estación Victoria. Las entradas pueden comprarse aparte y luego contratar el transporte o las dos cosas a la vez. El precio del transporte es de unos 47€ y las entradas de unos 50€.

Tened en cuenta que la visita dura cerca de 4 horas a las que hay que añadirle una de ida y otra de vuelta.

Antes o después de los Estudios, según como os organicéis, acercaros a la Estación de King’s Cross en busca de la foto junto al carrito que atraviesa el andén 9 ¾. No os queremos quitar la ilusión, pero no es como se espera, hay bastantes colas y tan solo es un muro con el carrito, no está dentro de la estación junto a los trenes.

Si aun disponéis de tiempo, hay otros emplazamientos a los largo de la ciudad como el mercado de Leadenhall (callejón Diagon) junto al Sky Garden, la embajada de Australia (el Banco de Gringotts) o el Millenium Bridge junto a la Catedral. Os recomendamos hacerlo por vuestra cuenta, pero también hay tours organizados por la ciudad por unos 30 euros por persona y duran alrededor de unas cuatro horas.

Dejar un Comentario

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies