Qué saber antes de ir a Israel y Jordania

¿Estáis pensando visitar estos países y os falta información para decidiros? Aquí tenéis las principales cuestiones que se nos pasaron por la cabeza antes de comprar el vuelo y acabar decantándonos por estos dos destinos para nuestras vacaciones.

Playa de Tel Aviv
    CONTENIDOS
  1. Es seguro viajar a Israel y a Jordania
  2. Seguro de Viaje
  3. Idioma y Moneda
  4. El tiempo

¿Es seguro viajar a Israel y a Jordania?

Todos sabemos por las noticias constantes de Oriente Próximo que algunas zonas pueden no ser recomendables para viajar; sin embargo, puedo decir abiertamente que en estos dos países la situación es muy diferente a lo que se puede pensar.

Es verdad que Israel es un país altamente militarizado, podéis ver soldados del ejército de patrulla o incluso haciendo algún entrenamiento por Jerusalén o, en la ruta hacia el sur, muchos campamentos militares y vallas que no se pueden traspasar. Pero esto no supone en ningún caso un motivo para estar asustado o considerar a Israel un país poco seguro, sino todo lo contrario.

Soldados israelíes en la Vía Dolorosa
Policía israelí en plena Vía Dolorosa

Nosotras entramos en Palestina y aunque se nota la tensión que hay entre ambos, el trato al turista no puede ser mejor, no olvidéis que viven de ello, con lo que tratan de mantenerte al margen de sus problemas y hacer que disfrutes lo máximo posible.

Aun así recomendamos no acercarse a la franja de Gaza, tampoco hay nada que visitar ni que pueda llamar la atención a un turista, así que no es algo que vaya a afectar a tu ruta.

En cuanto a Jordania, podemos decir que su amabilidad es legendaria y llega el punto de ser hasta excesiva en algunos momentos. Al igual que Israel, una de sus principales fuentes de ingreso es el turismo y por ende, se encargan de cuidarlo todo lo que pueden. Han sido increíblemente serviciales y dispuestos a ayudar en cualquier momento que pudieran verte algo pérdida.

Seguro de viaje

Como en todos los países fuera de la Unión Europea es conveniente contratar un seguro previo. Podéis elegir entre muchos que se ofertan en internet, aunque también os recomiendo que comprobéis si disponéis de alguno ya contratado que cubra estancias cortas en el extranjero, como suelen ser los seguros de decesos, de vida o incluso alguna mutualidad laboral.

Idioma y moneda

  • Israel: aunque el idioma oficial es el hebreo, el árabe tiene muchísima importancia debido a la población musulmana. No os preocupéis por no comprender una palabra, el inglés siempre es el idioma de la comunicación y así os haréis entender, la mayoría de la población lo domina perfectamente, sobre todo en ciudades como Tel Aviv y Jerusalén.

Su moneda es el NUEVO SHEKEL (abreviaturas NIS o ILS) y equivale a 0,25 EUROS.

  • Jordania: el árabe es su lengua materna, pero dominan bastante bien el inglés, el acento es fuerte y a veces es más complicado entenderlo, sobre todo por teléfono, pero al final no supuso un problema.

Su moneda es el DINAR JORDANO (JD) y equivale a 1,25 EUROS.

El tiempo

Hemos viajado en julio, y sí, hace mucho calor. Quizás sea el destino ideal para visitar en primavera u otoño, dado que el invierno también es bastante frío, pero todo tiene sus pros y sus contras.

  • Verano: en ambos países hace bastante calor. En Tel Aviv es bastante pegajoso debido a la cercanía del mar y más seco según te adentras hacia el interior, al igual que en Jordania. Las temperaturas pueden oscilar en julio entre 35 y 38 grados (exactamente las que nosotras vivimos).

La ventaja principal: ¡muchos menos turistas! Y no sabéis que gozada es ir por Petra o Wadi Rum prácticamente en solitario en algunos momentos.

También otra ventaja en favor del calor, son los precios, es bastante más barato.

  • Invierno: según las recomendaciones cuando estuvimos preguntando, las temperaturas en el desierto son bastante bajas y hace frío por la noche, así como poco apropiadas para disfrutar de un buen baño en Tel Aviv o en el Mar Muerto. Aun así hay más turistas que en verano, pero siguen siendo precios más económicos.
  • Entretiempo (primavera y otoño): es temporada alta. Se disfruta de las mejores temperaturas tanto en la playa como en el desierto. El problema: más turistas y mayores precios.

Dejar un Comentario

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies